Descripción

Este es un blog de sentimientos, reflexiones, amor y de vidas pasadas sobre todo, ya que todo lo que escribimos en un momento determinado, se volverá pasado al fin y al cabo. Lo que las musas me susurran con su voz.

jueves, 20 de junio de 2013

El desencanto por la vida

El desencanto por la vida.

A veces simplemente pasa que todo lo que tienes a tu alrededor no es suficiente, no sirve para llenar todo ese hueco que hay dentro de tu alma, no sirve para llenar todo lo que en ella falta.

Esas veces que no tienes ganas de hacer nada, no tienes ganas de pensar por no sufrir, no tienes ganas de comer, porque todo te da igual, no tienes ganas de salir, porque no merece la pena, no tienes ganas de hablar con nadie, porque sabes que te van a traicionar en cuanto te des la vuelta, no tienes ganas de que te guste nadie, porque el amor es sufrimiento, no tienes ganas de llorar, porque es algo que todo el mundo hace, y tú te niegas a sufrir.

Esto ocurre cuando te desencantas de la vida, cuando lo que ves no tiene forma ni rostro, no tiene color alguno, ni gris, ni negro, ni rosa, ni azul.

Simplemente te da igual lo que pase, contigo, con “los que creías que eran tus amigos”, con tu familia, que hacen cosas que pensabas que nunca harían porque lo prometieron, y encima te echan la bronca por hacer lo mismo que ellos.

Te desencantas, sufres en silencio, y interpones una coraza entre tú y el resto del mundo, porque sabes cómo tienes que ser para gustar a todo el mundo, pero no quieres ser una persona que nunca quisiste ser, ni una persona que no eres tú, por el simple hecho de no querer que tu vida sea una puesta en escena.
En ese trayecto la gente te insiste para ser alguien que no quieres ser, te dicen cómo tienes que hacer las cosas para conseguir un determinado objetivo.

Pero yo pienso, que si todo el mundo tiene su media naranja por el mundo, ¿por qué he de ser yo como quieren que sea?, ¿por qué no puedo ser yo y que alguien me quiera como soy?

Como siempre, la vida son preguntas sin respuestas, que según dicen, se te van respondiendo solas con el tiempo, yo lo único que sé, y por muy cabezona que sea, es que no pienso ser una persona que no soy, aunque me quede sola en el mundo, no pienso aparentar ni un ápice de mí, porque no pienso transformar mi vida en un teatro, si alguien me quiere, que me quiera como soy, y sino que se vaya por donde ha venido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario